Cómo se manifiesta el ojo seco

El ojo seco es un proceso que afecta a la superficie de los ojos, se produce un deterioro de la córnea y la conjuntiva por una mala humectación y lubricación de estas estructuras, debido a una lágrima escasa o de mala calidad.

El contacto directo del aire con la superficie ocular determina cambios en las células de la superficie (metaplasia epidermizante), se altera su metabolismo y se acelera su muerte y desaparición. Por otra parte, la falta de lágrima supone la pérdida del lubricante natural y se produce el roce de los párpados sobre los ojos, un microtraumatismo constante que agrava todavía más el proceso de resecación celular, se induce una respuesta inflamatoria con liberación de substancias tóxicas para los tejidos, las citoquinas.

Actualmente sabemos que el deterioro de la lágrima, tanto cuando se trata de un déficit cuantitativo, como en los casos de alteración de su calidad, se manifiesta inicialmente por un incremento de su osmolaridad, de las partículas que se encuentran disueltas en la parte acuosa de la lágrima. La hiperosmolaridad ocasiona unas condiciones negativas, tóxicas, para las células de la superficie ocular, iniciándose un proceso inflamatorio que cierra un círculo vicioso, altera cada vez más las características de la lágrima, hace que se evapore más rápidamente y que el aire contacte directamente con la superficie ocular y la reseque.

Hasta ahora pensábamos que eran más frecuente los casos de ojo seco por falta de lágrima pero se ha demostrado que son más frecuentes los casos con una lágrima de mala calidad o, como ocurre todavía con más frecuencia, un mecanismo mixto, ya que en la mayoría de pacientes, los factores causantes que hemos visto anteriormente, se dan de forma múltiple. Esto es importante porque cambia bastante la forma de enfocar el diagnóstico y el tratamiento, como luego veremos.

  • En el ojo seco hay una rotura precoz de la película lagrimal y el aire contacta directamente con la superficie ocular, desencadenando la alteración de los tejidos, una metaplasia epidermizante, que se agrava con la hiperosmolaridad de la lágrima y la inflamación secundaria.
  • En la mayoría de casos se asocia la alteración de las glándulas de meibomio, causa principal de la evaporación precoz de la lágrima, por ello es fundamental su estudio y su tratamiento para resolver el ojo seco.

Actualmente sabemos que en el ojo seco, además del deterioro de la superficie ocular, se produce la alteración de las glándulas de meibomio, unas glándulas que se encuentran en los párpados y que se encargan de segregar lípidos (grasa), que se combinan con la lágrima, formando la capa más superficial de la película lagrimal, evitando su rápida evaporación. Cuando estas glándulas se alteran, generalmente por obstrucción del orificio de salida, no hay secreción lipídica y la película lagrimal se rompe a los pocos segundos y se evapora, exponiendo las células de la superficie ocular directamente al aire.

Los estudios más recientes sobre el ojo seco hacen especial énfasis en el papel de las glándulas de meibomio en la génesis de la enfermedad. La alteración de estás glándulas estaría en el 80% de los casos de ojo seco, de ahí la importancia en poder estudiarlas para valorar su estado.

La forma de manifestarse clínicamente el ojo seco es la aparición de las molestias típicas de sensación de arenilla o de cuerpo extraño, especialmente por las mañanas, molestias que se incrementan en ambientes cerrados, secos, con aires acondicionados o calefacciones fuertes o en días muy ventosos.

  • Los pacientes con ojo seco se quejan de molestias al abrir los ojos por la mañana y sensación de arenilla o de quemazón, de curso variable, durante todo el día.
  • Es frecuente que estos pacientes tengan visión fluctuante y tengan dificultades para realizar tareas como lectura u ordenador, donde se requiere fijar la vista.
  • En la mayoría de casos hay un sentimiento de frustración y de ansiedad al ver como la enfermedad no acaba de curar y no les deja realizar sus tareas diarias, agravado por la incomprensión de la gente que les rodea

Es frecuente que los pacientes se quejen de alteraciones en la visión, visión fluctuante y la imposibilidad de fijar la vista mucho rato en actividades como la lectura, estar delante del ordenador o cualquier cosa que implique un esfuerzo de atención.

ojo seco ordenador
problemas ojo seco ordenador

Los pacientes que sufren estas alteraciones, especialmente en los casos con una actividad diaria importante, pueden llegar a suponer un problema importante, porque les resta capacidad de trabajo, genera inseguridad y pueden llegar a una situación de frustración importante, agravándose con una sensación de incomprensión respecto a la gente que les rodea. En algunos casos es necesario explicar a los familiares el problema que supone el ojo seco, para que puedan ayudar a quien lo padece.