Ojo seco y Factores causantes

Dentro de las posibles causas del ojo seco debemos separarlas entre factores internos y factores externos. Los internos los podemos subdividir en fisiológicos y no fisiológicos y los externos en factores de acción directa y los de acción indirecta. Veamos cada uno de ellos.

1.- Factores internos fisiológicos.

En los factores internos fisiológicos destacan la edad y los cambios hormonales, especialmente en las mujeres. A medida que avanza la edad se reduce la secreción de las glándulas lagrimales, repercutiendo en la parte acuosa de la lágrima, así como una reducción de la secreción de las glándulas de meibomio, que se encuentran en los párpados y segregan lípidos, la grasa que necesita la lágrima para que no se evapore rápidamente y se lubrifique la superficie ocular.

Los cambios hormonales se relacionan fundamentalmente con la menopausia en las mujeres aunque también puede aparecer en los hombres, con la reducción de los andrógenos que aparece con la edad. Los cambios hormonales de la menopausia producen un deterioro de la glándula lagrimal y muy especialmente de las glándulas de meibomio, se atrofian y se reduce la secreción de lípidos hacia la lágrima.

 

2.- Factores internos no fisiológicos.

Se relacionan con aquellas enfermedades que pueden alterar indirectamente los ojos, destacan las de carácter reumático, como la artrosis, la artritis reumatoide o la enfermedad de Sjögren; las enfermedades autoinmunes, como el pénfigo, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, enfermedades de la piel, como el acné rosácea, enfermedades degenerativas, como la cirrosis biliar primaria o la diabetes así como trastornos cancerígenos. En todos estos casos se produce la alteración de las glándulas lagrimales, las glándulas de meibomio o los tejidos de la superficie ocular.

3.- Factores externos directos.

En este apartado se incluyen desde el porte excesivo de lentes de contacto hasta los aires acondicionados, ventiladores, ambientes con viento, exceso de exposición al sol, a las radiaciones ultravioleta, humos, tabaco o ambientes con productos tóxicos.

En algunos casos hemos visto la presencia de ojo seco por afectación del borde libre de los párpados y de las glándulas de meibomio, debido a cambios en la flora microbiana de esta región o por la presencia de Demodex en la raíz de las pestañas, que hace difícil su visualización y su tratamiento.

Es importante considerar la acción nociva de la mayoría de colirios, debido a los conservantes que utilizan y que sabemos son tóxicos para la superficie ocular, especialmente los antiglaucomatosos.

La cirugía refractiva con láser también es uno de los factores que con mayor frecuencia puede ocasionar un cuadro de ojo seco, especialmente en los casos de hipermetropía. Actualmente estamos viendo un incremento de ojo seco tras cirugía estética como en las blefaroplastias o tras las infiltraciones con botox, cuando no se realizan correctamente o se abusa de ellas, se altera el parpadeo, no es completo y no se forma una película lagrimal eficiente o queda parte de la superficie ocular expuesta a la acción del aire.

Los tratamientos con radioterapia pueden ocasionar un deterioro de las glándulas lagrimales y de meibomio así como del trofismo de los tejidos de la superficie ocular, iniciando o agravando un cuadro de ojo seco.

4.- Factores externos indirectos.

En este apartado hacemos referencia a algunos fármacos y otras substancias que administradas desde el exterior, pueden tener un componente negativo sobre el complejo lagrima-superficie ocular. Destacan los fármacos antialérgicos, el alcohol, la quimioterapia y los antidepresivos en general.

Mención aparte merece el tema de la dieta. Sabemos que el balance nutricional es fundamental para la salud en general y en los casos de ojo seco se aprecia como en la mayoría de casos hay un desequilibrio en los niveles de hidratación, vitaminas, oligoelementos y muy especialmente en el balance de ácidos graos omega 3 y omega 6. Encontramos un predominio en la dieta de grasas saturadas, omega 6, por exceso de carnes rojas y bollería, respecto a las grasas insaturadas, ricas en ácidos grasos omega 3, que se encuentran en el pescado azul, aceite de oliva virgen y frutos secos. Este desequilibrio eleva el nivel de radicales libres que tienen una acción negativa sobre el complejo lagrimal-superficie ocular.

Factores causantes de ojo seco

  • Edad, cuanto mayor edad, más riesgo de padecer ojo seco.
  • Sexo, es más frecuente en mujeres.
  • Cambios hormonales con descenso en los estrógenos y progesterona
  • Dieta desequilibrada con predominio de ácidos grasos omega 6, respecto a las grasas insaturadas con ácidos grasos omega 3.
  • Pacientes tras quimio o radioterapia
  • Alteraciones dermatológicas, como el acné rosácea
  • Pacientes con alteraciones del tracto digestivo (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn)
  • Fumadores importantes y consumo de alcohol
  • Tratamientos con antialérgicos o antidepresivos
  • Portadores de lentes de contacto
  • Intervenidos de cirugía ocular (cataratas o cirugía refractiva)
  • Infiltración de botox en la zona periocular
  • Tratamiento del glaucoma (colirios)
ojo seco tratamiento
ojo seco tratamiento