Muchos casos de ojos irritados o conjuntivitis crónicas o alérgicas, son en realidad un cuadro de ojo seco mal diagnosticado, con molestias que no acaban de mejorar o incluso pueden empeorar con los tratamientos que se realizan. Un especialista en ojo seco puede ayudar a resolver este problema.

La irritación de los ojos por ojo seco es la causa más frecuente de las consultas oftalmológicas, por su frecuencia y porque en muchos casos no se diagnostica correctamente ya que puede manifestarse con lagrimeo, aparentemente un contrasentido si hablamos de ojo seco.

Hasta hace poco tiempo se pensaba que lo que conocemos como Síndrome de ojo seco, era debido a una falta de lágrima y el tratamiento se ceñía a utilizar lágrimas artificiales. En algunos casos se conseguía un cierto alivio de las molestias pero, en la mayoría de casos las molestias reaparecían o incluso empeoraban.

Lo que sabemos hoy es que esta irritación de los ojos por ojo seco, se produce tanto en gente de edad como en gente joven, porque en la mayoría de casos el factor irritativo no es la falta de lágrima sino una lágrima de mala calidad, una lágrima que le falta la grasa necesaria para lubrificar el ojo y para evitar su evaporación durante cada parpadeo. Se produce una alteración de unas glándulas de los párpados, glándulas de Meibomio, encargadas de secretar esta grasa.

Las glándulas de Meibomio se obstruyen y su contenido no puede salir, ocasionando la inflamación de los párpados, la zona de las pestañas. Al mismo tiempo se produce la irritación de los ojos porque los párpados rozan sobre la superficie ocular al parpadear y porque se evapora la lágrima dejando desprotegido al globo ocular, actuando el aire que reseca su superficie y ocasiona las molestias típicas de sequedad y sensación de arenilla.

Hay muchas causas que alteran las glándulas de Meibomio, las más importantes las vemos en esta lista:

  • Mujeres
  • Edad avanzada
  • Cambios hormonales (pubertad, menopausia, tiroides)
  • Medicamentos (antidepresivos, estrógenos, colirios)
  • Toxicidad química (rímel, máscaras faciales)
  • Uso excesivo de lentillas
  • Enfermedades reumáticas y de la piel (acné rosácea)
  • Estrés crónico
  • Dieta desequilibrada (baja en Omega-3)

Es característico que las molestias de sequedad empeoren en ambientes secos con calefacciones o aires acondicionados fuertes, incluso con el uso abusivo de las mismas lágrimas artificiales, ya que al no mejoran los síntomas, la tendencia es utilizarlas con mayor frecuencia, ocasionando un efecto tóxico sobre el ojo.

Es fundamental que ante un cuadro de irritación de ojos, aparentemente banal, pensemos que se trata de un Síndrome de ojo seco y que puede evolucionar a estadios de mayor gravedad, especialmente cuando se asocie a trastornos reumáticos u hormonales.

La buena noticia es que actualmente disponemos de una tecnología que facilita su correcto diagnóstico. Podemos medir la calidad de la lágrima, su componente lipídico, la estabilidad y tiempo de rotura de la película lagrimal y fundamentalmente, la visualización de las glándulas de Meibomio mediante una Meibografía.

Glandulas-de-meibomioMeibografía mostrando las glándulas de Meibomio (asterisco).

Con estos datos podremos establecer un tratamiento específico. Es necesario restablecer el funcionamiento de las glándulas de Meibomio y para ello es básico controlar las posibles enfermedades coexistentes, como trastornos reumáticos, de la piel o de tipo tiroideo, eliminar la aplicación de colirios, rímel, el uso excesivo de lentillas y consultar sobre los fármacos que pudiéramos estar tomando, especialmente antidepresivos.

Dentro de tratamiento es importante reestablecer una dieta correcta y controlar el estrés. Como medidas específicas, debemos normalizar el funcionamiento de las glándulas de Meibomio, y se consigue con la reapertura de sus orificios de sálica y la limpieza de su contenido, lo que conocemos como sondaje de las glándulas.

IMG_7156

IMG_3310

Tratamiento del ojo seco mediante sondaje de las glándulas de Meibomio

Después de tres años, nuestra experiencia es muy buena y podemos garantizar el éxito del tratamiento en más de un 90 % de los casos. En Area oftalmológica Avanzada disponemos de la tecnología más avanzada y con un equipo multidisciplinar de oftalmólogos, nutricionistas y especialistas endocrinos, reumatólogos y dermatólogos, para llegar a un diagnóstico correcto y poder establecer el tratamiento más adecuado en cada paciente.

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *